¿Por qué mi perro se persigue la cola?

Nuestros peludos son animales muy complejos e interesantes pero que tienen unos hábitos bastante extraños. ¿Alguna vez te has preguntado por qué hacen ciertas cosas? Como por ejemplo, el perseguirse la cola. La verdad es que es bastante extraño pero todo tiene una explicación. Apuesto a que no sabías algunas de las razones de los siguientes comportamientos de tu peludo.

1- Aullar 

Bueno, tal vez esto ya lo sabías pero el que tu peludo aulle es una tradición con la que ha ido evolucionando. Sus ancestros, los lobos, aullaban para avisar a los demás miembros de su manada dónde estaban, para marcar su territorio o mandar algún mensaje. Pero, tu pequeño peludo ya no tiene esta necesidad de aullar y más bien ha cambiado el significado del su aullido para algo más práctico en su vida: avisarte si estás en peligro, llamar tu atención o comunicarse con otros perritos. Pero también es importante notar las diferencias en los aullidos de tu peludo ya que pueden significar casos de ansiedad, miedo o alguna enfermedad.

2- Perseguir su cola

Los perritos empiezan a perseguir su cola desde pequeños por una magnífica razón: están confundidos y no saben que su cola es parte de su cuerpo. Fantástico, ¿no? Pero, si empiezas a premiar esa actitud, como reírte o darle un premio, lo más probable es que lo sigan haciendo también cuando son grandes para llamar tu atención. Pero, OJO, si tu perrito empieza a perseguirse la cola y nunca lo había hecho antes, lo más probable es que no lo haga por llamar tu atención pero porque tiene una infección por parásitos. También puede ser que tenga pulgas e intente rascarse por cualquier medio posible. Si tu peludo de repente empieza a tener este comportamiento, sugerimos lo lleves al veterinario y lo revisen, sólo por las dudas.

3- Ladrarle a su reflejo

Normalmente los cachorros son los que deciden tener peleas adorables con sus propios reflejos y esto es porque los perros no se reconocen a si mismos en el espejo. Entonces, lo que tu cachorro ve es a otro perrito justo en frente de el. Por eso le ladra y quiere intentar jugar o provocar a ese otro adversario que, curiosamente, hace lo mismo que él. Normalmente, y tristemente, es algo que dejan de hacer cuando son adultos. Así que toma todos los videos que puedas de tu cachorro haciendo esto antes de que madure.

4- Dar vueltas en círculos antes de acostarse 

Esta es otra tradición que tu peludo adquirió de sus antepasados y que ahora sólo repite por instinto. En la antigüedad, los perros no tenían camitas suaves para dormir y, en cambio, debían aplastar y acomodar el piso en donde iban a dormir para crear la “cama perfecta”. Es posible que tu peludo también rasque o quiera hacer un “hoyo” en su cama y es también por esta razón. Antes, los peludos también rascaban para levantar la tierra y acostarse en un piso más cómodo y frío. Por suerte, ahora tu peludo tiene mejores condiciones para dormir, aunque su instinto le diga que debe seguir dando vueltas.

5- Sentarse en tus pies

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu peludo de repente llega y se sienta en tus pies? O típico que cuando lo sacas a pasear o vas bajando escaleras, se te repega en las piernas casi haciendo que te caigas. Pero, ¿sabes por qué lo hacen? Algunos dirán que es porque intenta establecer dominancia, ya sabes, decir quién manda. Pero la verdad es que es algo mucho más sencillo y adorable: tu perrito te ama y es su forma de demostrarlo. Todos los perritos son amantes de las caricias pero cada uno lo refleja a su manera. Tu perrito se siente cómodo y seguro estando junto a ti y por eso siempre está de encimoso.

6- Cuando se rasca el trasero en la alfombra o el piso

Puede parecer gracioso cuando lo hacen pero la razón no es tan divertida. Si ves que tu peludo hace esto, es probable que tenga una infección y sea necesario que lo lleves al veterinario para que lo revisen. No te preocupes, no es nada grave pero si puede significar que las glándulas anales de tu peludo pueden estar llenas y necesite un poco de ayuda de su veterinario de confianza para aliviar la incomodidad.

7- Que te bese la cara

¿A quién no le gusta recibir besos de su peludo? Pero ¿alguna vez te has preguntado por qué lo hace con tanto entusiasmo? Una de las razones es por sumisión. Entre los perros, cuando se lamen el hocico es para indicar que sienten respeto hacia el otro perro y que ellos mandan. Entonces, si tu peludo lame tu cara, te está diciendo que confía en ti y que tú eres el amo o líder de la manada. Otra razón es que tu peludo ha aprendido que el lamer es un signo de afecto y que si lo hacen, tú les darás caricias – las cuales les encantan- entonces más lo harán. Besos y amor para todos.

8- Que se te quede viendo

¿No te ha pasado que tu peludo de repente se sienta y se te queda viendo con unos ojos llenos de expectativa que hasta le preguntas “qué pasa”? Si es así, ¡felicidades! Eres un papá o mamá muy afortunado. Lo que básicamente está haciendo tu peludo es observarte con ojos de amor porque te quiere demasiado. Así como los humanos vemos a nuestra pareja o seres queridos y a veces no podemos evitarlo porque simplemente con verlos nos llenamos de felicidad, así exactamente se siente tu peludo al verte de esa manera. Así que la próxima vez que caches a tu peludo observándote, regrésale la mirada con una sonrisa porque ese peludo está enamorado de ti.

 

Así que, ¿qué opinas? ¿Ya conocías algunas de estas razones para el comportamiento de tu peludo? Los perritos son animales extremadamente interesantes y complejos pero algo que siempre es seguro es que nos aman tanto como nosotros los amamos a ellos y siempre serán nuestros mejores amigos.

Deja un comentario